Cirugía Robótica

El sistema quirúrgico da Vinci brinda a los cirujanos una alternativa tanto a la cirugía abierta tradicional como a la laparoscopía convencional, poniendo las manos del cirujano en los controles de una plataforma robótica de última generación. El Robot da Vinci permite a los cirujanos realizar hasta las intervenciones más complejas y delicadas mediante muy pequeñas incisiones con una precisión sin precedentes, mejorando la destreza del cirujano y optimizando sus resultados.

  • Traduce los movimientos del cirujano de manera intuitiva, permitiendo un control total de la fibra óptica y de los instrumentos, evitando los complejos movimientos laparoscópicos;
  • Permite una visión real tridimensional del campo operatorio: el cirujano entra literalmente en un proceso de «inmersión», con el fin de valorar lo mejor posible los planos de disección anatómicos y «vivir» la intervención quirúrgica casi desde dentro del cuerpo del paciente.

Para el cáncer de próstata incorpora las mejores técnicas de la cirugía tradicional y las aplica a un método mínimamente invasivo asistido por robot.

Da Vinci incluye sistemas con instrumentos y tecnologías avanzadas que aportan visión, energía e innovación a sistema quirúrgico.

El Sistema Quirúrgico Da Vinci, se utiliza principalmente para Cirugías Urológicas, especialmente Cáncer de Próstata y Cáncer Renal.

Beneficios de la intervención

La visualización, precisión, destreza y control otorgados por el sistema quirúrgico da Vinci ofrece las siguientes ventajas con respecto a otros procedimientos:

  • Estancia hospitalaria más corta.
  • Menos pérdida de sangre.
  • Menor necesidad de transfusiones de sangre.
  • Menor riesgo de complicaciones.
  • Menor riesgo de infección de heridas.
  • Menos días con catéter.
  • Pequeñas incisiones con mejores resultados estéticos.
  • Menor dolor postoperatorio.
  • Recuperación más rápida y vuelta a las actividades normales en un periodo de tiempo más corto.
  • Retorno más rápido de la función eréctil (sexual).
  • Mayores probabilidades de recuperación de la continencia urinaria.

El sistema robótico ofrece al cirujano más maniobrabilidad y más precisión que la que tenía durante la cirugía abierta o la cirugía laparoscópica convencional.

  • El tejido que rodea la fascia endopélvica puede ser identificado, delineado, y expuesto fácilmente utilizando sistema de visión 3D HD y los instrumentos EndoWrist totalmente articulados.
  • Aumento de la retracción y del control sobre la uretra posterior para ayudar en la sección del cuello de la vejiga.
  • La disección cuidadosa del ápex prostático permite preservar toda la longitud de la uretra.
  • Preservación delos nervios erectores y disección precisa de la próstata.
  • Colocación de la aguja de sutura precisa y necesaria para realizar una anastomosis entre vejiga y uretra.
  • Permite una cirugía multicuadrante, es decir, efectuar intervenciones más complejas actuando sobre órganos situados en distintos cuadrantes anatómicos, sin la necesidad de prever cambios de posición del paciente o del robot.
  • Visión en 3D con un aumento de hasta 10 veces, garantizando una claridad y precisión de los detalles considerablemente superior a la de la técnica laparoscópica.

Después de un tratamiento para el cáncer de próstata, el médico establecerá un plan de seguimiento. Este suele incluir visitas regulares al médico, análisis de sangre para determinar el nivel de antígeno prostático específico (PSA) que comenzará a realizarse un par de meses después de la intervención.

Especialistas

Dr. Norberto Bernardo