Traumatismo Peneano

Salud genital masculina

La salud masculina, es importante, no dejes que la vergüenza te impida consultar al Urólogo.

La salud del pene es un tema del cual no se suele hablar, sin embargo es importante comenzar hacerlo, para poder identificar los problemas mas frecuentes de este órgano, con el fin de que un Medico Urólogo puede diagnosticar y tratar la patología presente.

 Las patologías en el pene pueden ser el signo de una afección de salud de fondo, por lo tanto es importante la consulta Urológica a fin de poder evaluar a la persona en toda su integridad.

Las dificultades que ocasionan los problemas del pene pueden afectar otras áreas de la vida causando estrés, problemas de relaciones o falta de autoestima. Es importante destacar que los problemas del pene van más allá de la capacidad para tener y mantener una erección, eyacular y poder reproducirse.

Afecciones que afectan la funcionalidad del pene

Las patologías relacionadas con la función sexual y la salud del pene incluyen:

  • Disfunción eréctil: incapacidad de tener y mantener una erección lo suficientemente firme para lograr tener relaciones sexuales.
  • Problemas de eyaculación: incluyen la incapacidad de eyacular, eyaculación precoz, eyaculación retardada, eyaculación dolorosa, eyaculación reducida o la eyaculación retrógrada
  • Anorgasmia: incapacidad para lograr un orgasmo
  • Disminución de la libido: disminución del deseo sexual.
  • Infecciones de transmisión sexual: incluye verrugas genitales, gonorrea, clamidia, sífilis y herpes genital, que pueden causar dolor al orinar, secreción del pene y llagas o ampollas en el pene o en el área genital.
  • Infección por hongos: puede causar inflamación de la cabeza del pene (balanitis), sarpullido rojizo, manchas blancas en el pene, picazón, ardor y/o una secreción blanca.
  • Enfermedad de Peyronie,: afección crónica que resulta en erecciones dobladas (curvas) o dolorosas.
  • Fractura del pene: ruptura durante una erección del tejido fibroso, generalmente causada en el acto sexual.
  • Priapismo: erección persistente, generalmente dolorosa que no es causada por la estimulación sexual.
  • Fimosis: afección en la cual el prepucio del pene no puede ser retraído de la cabeza del pene, lo cual causa dolor en la orinar y las erecciones.
  • Parafimosis: afección en la cual el prepucio no puede volver a su posición normal después de ser retraído.
  • Cáncer de pene: se manifiesta de distintas maneras, puede comenzar como una ampolla en el prepucio, la cabeza o el cuerpo del pene y luego convertirse en un crecimiento parecido a una verruga.

Habitualmente nos encontrarnos con diversos factores que pueden afectan la calidad de vida, incluyendo a la salud del pene. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Cardiopatía, diabetes y afecciones relacionadas: la cardiopatía, la diabetes, la presión arterial alta, el colesterol alto y la obesidad, habitualmente pueden aumentar el riesgo de presentar disfunción eréctil.
  •  Medicamentos: La disfunción eréctil es un posible efecto secundario de algunos medicamentos. Algunos ejemplos son los medicamentos para tratar la presión arterial, antidepresivos, medicamentos para dormir, para tratar úlceras y medicamentos para tratar el cáncer de próstata.
  • Cirugía por cáncer de próstata: la extirpación quirúrgica de la glándula prostática y del tejido circundante en ocasiones puede causar incontinencia urinaria y disfunción eréctil.
  • Tabaquismo: fumar aumenta las probabilidades de tener disfunción eréctil.
  • Beber en exceso: puede contribuir a la disminución de la libido, la disfunción eréctil.
  • Desequilibrios hormonales: especialmente la deficiencia de testosterona, se han relacionado con la disfunción eréctil.
  • Factores Psicologicos.: la depresión, el estrés u otros deterioros de salud mental, así como también los medicamentos para tratar estas afecciones, pueden aumentar el riesgo de disfunción eréctil. A su vez, la disfunción eréctil puede generar ansiedad, depresión, baja autoestima o estrés en relación con el desempeño sexual.
  • Trastornos neurológicos: el accidente cerebrovascular, las lesiones de la médula espinal y la espalda, la esclerosis múltiple y la demencia pueden afectar la transferencia de los impulsos nerviosos del cerebro al pene y, en consecuencia, causar disfunción eréctil.
  • Envejecimiento: generalmente se produce una disminución de los niveles de testosterona y se asocia con un mayor riesgo de disfunción eréctil.
  • Pircing: las perforación en el pene puede causar una infección en la piel y alterar el flujo urinario.

Motivos de consulta al Urólogo que no se deben dejar pasar

Se recomienda que los hombres no dejen de consultar al Medico Urólogo si presentan los siguientes signos o síntomas relacionados al pene:

  • Cambios en la forma de eyacular.
  • Cambios abruptos en el deseo sexual.
  • Sangrado durante la micción o la eyaculación.
  • Verrugas, protuberancias, lesiones o sarpullido en el pene o en la zona genital.
  • Curvatura o pene muy doblado que causa dolor o interfiere en la actividad sexual.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • Secreción del pene.
  • Dolor intenso después de un traumatismo en el pene.

Conductas saludables

  • Sexualmente responsable. Usar preservativos .
  • Vacuna: si tienes 26 años o menos, considera vacunarte contra el virus del papiloma humano (VPH) para ayudar a prevenir los tipos de cáncer asociados al virus.
  • Actividad física: La actividad física puede reducir significativamente tu riesgo de disfunción eréctil,  un peso saludable puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar colesterol alto, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y otros factores de riesgo para la disfunción eréctil.
  • Hábitos de higiene:  lavar debajo del prepucio con agua y jabón. Asegúrate de regresar el prepucio a su posición normal después de mantener relaciones sexuales.
  • Medicamentos: infórmate sobre los posibles efectos secundarios.
  • Salud mental:  busca tratamiento y considerar la medicación que se indica.